Que el regreso a clases no sea el regreso del miedo

👨‍🏫👩‍🏫

¡Hoy los chicos y chicas empiezan las clases! 

Siempre es un motivo para ponernos contentos: los chicos se reencuentran con compañeros y hacen nuevos amigos, inician un nuevo camino de aprendizaje y experiencias que los enriquecen; crecen y desarrollan sus habilidades sociales y comunicativas, y adquieren nuevos conocimientos.  

Sin embargo, esta realidad no es la misma para todos los chicos. Para algunos, volver al aula, en lugar de generar buenas expectativas y alegría, puede convertirse en una situación muy difícil. Para los chicos que sufren o han sufrido bullying, la angustia y el miedo pueden apoderarse de ellos al pensar en las situaciones traumáticas del pasado. Esto los hace sentir más vulnerables.

Por eso, en este nuevo ciclo lectivo que comienza, es importante que hablemos del bullying y profesionales de distintas áreas trabajemos sólidamente en conjunto para terminar con él. 

🔊 Algunas claves para reflexionar y aprender a actuar frente a situaciones de bullying:  

  • Construir el diálogo con los chicos y chicas, además de generar confianza y acercamiento: que los chicos y chicas tengan la iniciativa de contar cómo se sienten en el colegio, cómo se sienten con sus maestros/profesores y con sus compañeros. Escucharlos sin juzgarlos, y sin minimizar su experiencia. Transmitirles seguridad para que se sientan en confianza de hablar. 
  • Mantener la calma para transmitirles una actitud de comprensión y empatía. 
  • Ayudarlos a entender que ellos no son culpables ante una situación de violencia en el colegio. Explicarles que todas las personas tenemos derecho a ser tratadas con respeto y, también, a ser protegidas si sufrimos una situación de violencia.  
  • Reforzar su seguridad y autoestima. Siempre, y a lo largo de su desarrollo psicosocial, es importante ayudar a los chicos a valorar sus habilidades y capacidades y a reconocer la importancia de pedir ayuda. 
  • Mantener contacto y un diálogo constante con la institución. Es importante que la escuela esté al tanto de las situaciones de violencia, y una propuesta de trabajo en conjunto para conformar talleres con un rol activo de parte de psicólogos y orientadores también es un punto importante.
  • Involucrarse, como padres y madres, en las cuestiones educativas: que dejar a los chicos en el colegio no signifique “liberarse” y desatender los aspectos relacionados con el proceso de aprendizaje: cómo se sienten en el día a día, qué dificultades tienen para aprender, cómo es la relación docentes-alumnos-institución, etc.  
  • Interiorizarse por el entorno de los chicos: conocer a su grupo de amigos y , si es posible, a los padres y madres de sus compañeros, también, para mantener una comunicación fluida y contar con el apoyo mutuo en caso de una situación de violencia. También, prestar atención a cómo actúan entre amigos permite identificar actitudes negativas: cómo reaccionan emocionalmente frente a situaciones adversas, por ejemplo.   

Fuente: Save The Children – www.savethechildren.es/ 

Los profesionales de la #OrientaciónFamiliar creemos que es momento de pensar qué acciones podemos llevar adelante para trabajar sobre el bullying y actuar en conjunto. Aprender sobre sus posibles detonantes y establecer un diálogo constante con los chicos, padres, madres e instituciones es imprescindible.  

#NoAlBullying #ElCambioEsHoy

¡Seguinos en Instagram y Facebook para conocer más y no perderte nuevas novedades sobre charlas y capacitaciones!

https://www.instagram.com/orientadoresfamiliares

https://www.facebook.com/AAOFamiliares

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.